Cómo reducir el consumo eléctrico doméstico

null

Reducir el consumo de energía no solo implica mantener un control del gasto, sino, sobre todo, preocuparse por el futuro del planeta. Estudios recientes llevados a cabo por la Agencia Internacional de la Energía (AIE) indican que, para el 2035, la demanda energética se incrementará en un 30 % respecto a los valores actuales, con sus inevitables consecuencias para los niveles de contaminación y el estado de conservación de los diferentes ecosistemas.

Por este motivo, siempre que sea posible, es importante empezar a reducir el consumo energético de forma inmediata, a pequeña escala en beneficio de un bien común. A continuación, presentamos algunas sugerencias sobre cómo tomar medidas que no solo son una posibilidad, sino que además deberían ser una obligación para todo el mundo:

 

La iluminación en el hogar

Si deseas reducir el gasto, el primer paso es elegir el tipo de iluminación, el cual debe adecuarse a las características de las diferentes estancias de tu hogar. No obstante, es igualmente importante garantizar que se aprovecha al máximo la luz natural acercando las superficies de trabajo o los escritorios a las ventanas; de este modo, te aseguras, especialmente en verano, de no encender luces o lámparas innecesarias y aprovechas mejor la luz del sol. Algunas estancias, como la cocina, requieren una iluminación muy intensa; pero también en este caso, existe una solución al problema: en lugar de utilizar los clásicos focos (estéticamente atractivos, pero caros), elige las tiras de LED, que garantizan una iluminación eficiente sin un consumo excesivo. Entretanto, para la sala de estar, elige lámparas que se puedan ajustar a tus necesidades.

Elección de los electrodomésticos

Los electrodomésticos son los mayores consumidores de energía eléctrica de los hogares. De hecho, hasta un 80 % de la factura de la luz se corresponde con el consumo de estos electrodomésticos. Por este motivo, es importante escogerlos con precisión, optando por los modelos más modernos en detrimento de los más antiguos. Comprueba siempre que la eficiencia enegética del producto sea A+ o superior y elige aquellas marcas que hacen un énfasis especial en el rendimiento y el bienestar.  En Hoover, nos tomamos muy en serio ciertos aspectos y nuestros productos son la mejor prueba de ello. Para el invierno, cuando el secado de la ropa cobra mayor importancia, hemos diseñado AXI DRYER: la secadora con inteligencia artificial y una capacidad de hasta 125 litros, que permite secar la ropa de toda la familia con un único ciclo, para que así puedas reducir tu consumo.

 

Ver también

Newsletter