Platos de invierno ligeros

null

¿Quién dijo que solo puedes preparar platos saludables y sabrosos para mantenerte en forma durante el verano? El otoño y el invierno también ofrecen ingredientes para preparar recetas tan ligeras como deliciosas, perfectas para cuidar tu cuerpo sin sacrificar el placer único de la comida. ¡Descubramos algunas en este artículo de nuestro blog!

Crema de bimi

¡Una crema 100 % vegetariana para darle un toque de originalidad a tus tentempiés!

Para prepararla, corta los bimi, cocínalos al vapor durante 10 minutos y deja que se enfríen.

Pon un huevo duro, alcaparras en vinagre, chile al gusto, un puñado de hojas de perejil y unas semillas de calabaza en una licuadora.

Añade los bimi y licua durante unos segundos, teniendo cuidado de no exagerar (la mezcla no debe ser demasiado homogénea y fina).

Pon la crema en un bol y mezcla con aceite de oliva virgen extra, unas gotas de jugo de limón y 1 cucharada de requesón.

¡Perfecta para untar en tostadas integrales!

Sopa de cardo y tupinambo

Una sopa cremosa con el sabor exótico del tupinambo.

Para prepararla, limpia y trocea el cardo y sumérgelo en agua fría con jugo de limón. Pela y corta el tupinambo y luego hiérvelo con el cardo en agua con sal durante aproximadamente 1 hora.

Calienta un poco de caldo de verduras, agrega pan duro y hierve a fuego lento durante 30 minutos.

Fríe suavemente un diente de ajo con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y tomillo. Agrega el cardo y el tupinambo, retira el ajo y remueve durante 5 minutos. Para terminar, pon la mezcla en el cazo que contiene el caldo y el pan y deja hervir a fuego lento durante otros 30 minutos.

Strudel de lubina y alcachofa

¡Una sabrosa reinterpretación del famoso pastel elaborada con pescado y verduras de temporada!

Para prepararla, corta las alcachofas en rodajas finas y sumérgelas en agua fría con jugo de limón.

Fríe suavemente un diente de ajo en una sartén y cocina las alcachofas en ella.

Quita la piel y las espinas de la lubina y córtala en dos filetes.

Estira la masa, pon encima los filetes de lubina y cúbrelos con las alcachofas. Sella la masa alrededor del pescado, píntala con aceite y hornea el sabroso strudel a 200 °C durante unos 15 minutos.

Ver también

Newsletter