Cómo adoptar un estilo de vida low waste

null

Tú también puedes aportar tu propio granito de arena para ayudar al planeta. Llevar un estilo de vida con pocos desperdicios debería ser una práctica adoptada por todos.

Durante años hemos oído hablar del cambio climático y de los desperdicios asociados a cualquier ámbito, desde los combustibles hasta los alimentos. Piensa en las miles de toneladas de alimentos que se tiran cada año. Pero, ¿cómo podemos aportar nuestro granito de arena para ayudar al planeta y mejorar nuestras vidas? Descubrámoslo juntos.

Electricidad

Empecemos desde nuestra propia casa. ¿Cuántas veces salimos de una habitación y olvidamos apagar las luces? ¡Todas sumadas, estas pequeñas omisiones afectan a la salud del planeta y a nuestros bolsillos! Recuerda apagar siempre las luces si no las usas, usar regletas eléctricas equipadas con interruptores para apagar los electrodomésticos que no usamos (sí, ¡el modo stand-by consume energía!) y equipar la casa con electrodomésticos de alta eficiencia energética.

Desplazamientos

Está claro que tener coche es muy práctico, pero también hay muchos modos de reducir el uso de combustibles fósiles y las emisiones de CO2. Desde luego, la opción principal debería recaer en el transporte público, siempre que sea posible, para limitar el número de vehículos circulando. Pero además existen muchas otras alternativas ecológicas para moverse, como las scooters y bicicletas eléctricas o la querida bicicleta tradicional. Si realmente no puedes prescindir del coche, opta por un vehículo híbrido o totalmente eléctrico: gastará un poco más al principio, pero te compensará a largo plazo porque ahorrarás en combustible.

Productos desechables y envases de plástico

Todo lo desechable es un desperdicio. Las servilletas de papel pueden sustituirse perfectamente con servilletas de tela lavables y reutilizables, las baterías recargables pueden reemplazar a las tradicionales, etc. Además, todo lo envasado con plástico supone un daño enorme. Evita comprar alimentos de una sola porción empaquetados con plástico y opta por los alimentos a granel, sin envoltorios innecesarios. El plástico también debe evitarse en casa. Existen alternativas sostenibles para guardar la comida, de las que ya hemos hablado aquí

Compra de comestibles y producción propia

Todos estamos de acuerdo en que, por lo que a desperdicios se refiere, el tema más delicado es el de la comida. Si es posible, produce tú mismo los alimentos que necesitas, por ejemplo, cultivándola si tienes un jardín. Cuando compres, recuerda no sobreestimar la cantidad de comida que comerás para evitar que se eche a perder. También es una buena práctica guardar adecuadamente los alimentos en el frigorífico para evitar que se deterioren rápidamente.

 

Gracias al H-FRIDGE de Hoover, tendrás mucho espacio disponible para almacenar mejor tu comida.

Ver también

Newsletter