Cómo mantener tu lavavajillas

null

Lavavajillas: la guía definitiva para hacer que dure más.

Anyone who owns one knows the importance that the dishwasher has in our kitchens. Ideal especially in large families, where there are many dishes to wash, it is a convenient and simple tool that will save you a lot of time and at the same time save a lot of water. Let's see together how to take better care of it.

Cualquiera que tenga uno sabe la importancia que tiene el lavavajillas en nuestras cocinas. Ideal sobre todo para familias numerosas, donde hay muchos platos que lavar, se trata de una herramienta cómoda y sencilla que te ahorrará mucho tiempo y agua. Descubramos cómo cuidarlo mejor.

Enjuaga los platos

Parecerá obvio reiterar este concepto, pero enjuagar bien los platos antes de lavarlos es esencial. Los residuos de suciedad demasiado grandes no solo dificultan el lavado, sino que pueden obstruir los conductos de desagüe y limitar su duración.

Distribuye la carga de manera uniforme

Colocar los platos de forma correcta y uniforme dentro del lavavajillas es fundamental. Para empezar, esto hace que los brazos se muevan libremente. Recomendamos mover los brazos de forma manual para comprobar que tienen libertad de movimiento antes del lavado.

Todos los lavavajillas, especialmente los más modernos, cuentan con alojamientos específicos para toda la vajilla. Coloca los platos en el compartimento de los platos, los cubiertos en la cesta de los cubiertos y las ollas y sartenes en la parte inferior.

Limpia las juntas

Las juntas del lavavajillas son el lugar donde suelen quedar estancados más restos de alimentos y agua sucia. Límpialas cuidadosamente con un trapo empapado con agua, vinagre y bicarbonato. Esto debe hacerse al menos una vez cada dos semanas.

Usa la sal

La sal para lavavajillas es esencial para evitar la formación de cal no deseada, que puede comprometer la vida útil del electrodoméstico. Las lavadoras más modernas cuentan con un indicador del nivel de sal para ayudarte a regular su uso y añadirla cuando sea necesario. Recuerda utilizar siempre sal específica para lavavajillas.

Limpia los filtros

Por último, ¡no olvides limpiar el filtro con regularidad! Esta operación debe realizarse al menos una vez cada dos meses: ¡verás como te beneficias de ello en futuros mantenimientos! La suciedad rebelde se esconde en el filtro: para limpiarla, extráelo y lávalo cuidadosamente con un cepillo empapado en agua y vinagre y luego enjuágalo abundantemente.

Nuestros lavavajillas de última generación de la gama AXI no solo garantizan unos excelentes resultados de lavado, sino que cuentan con funciones de conectividad completas: gracias a la aplicación Wizard recibirás no solo consejos de lavado, sino también guías de mantenimiento. Hoover. Lava a tu manera.

Ver también

Newsletter