Una rutina de lavado de la ropa perfecta

null

Por qué adoptar hábitos de lavado de la ropa puede mejorar tu vida

Especialmente si tienes una familia numerosa, estarás de acuerdo con nosotros en que cuidar la ropa de todos no es cosa fácil. A veces, el cesto de la ropa sucia está tan lleno que seguramente te gustaría lavarlo todo a la vez, aún a riesgo de estropear las prendas más delicadas o los colores. Si aprendes a seguir una rutina de lavado perfecta, ya no tendrás estos problemas. Veamos cómo.

¿Por qué tener una rutina de lavado?

Una rutina de lavado, ya sea mental o escrita en los casos más extremos, te ayudará a organizar mejor tu colada: ¡establecer un horario te ahorrará mucho tiempo! Para empezar, ¡reorganiza! Utiliza varios cestos para empezar a separar la ropa blanca de la ropa de color. También puedes plantearte tener un cesto dedicado a las prendas delicadas. Abastécete de detergente y suavizante, así nunca te quedarás sin y podrás hacer la colada cuando lo requieras sin pensártelo dos veces.

Lavado y secado

Prioriza los ciclos rápidos: están específicamente programados para ofrecerte el mejor rendimiento de lavado en poco tiempo. Una vez finalizado el ciclo de centrifugado, recuerda no dejar la ropa dentro del tambor: extráela inmediatamente para evitar la formación de moho o malos olores. Si tienes una secadora, ponla dentro de inmediato e inicia el programa. Si puedes gestionar los tiempos a la perfección, podrías programar el lavado y el secado según tus horarios de almuerzo y cena, de modo que tengas la colada lista para doblar y guardar a la hora que prefieras. Recuerda doblar bien sábanas y toallas y colgar o doblar la ropa de inmediato en lugar de dejarla apilada dentro de algún cesto, así evitarás tener que plancharlas.

Mantenimiento

No subestimes la importancia del mantenimiento regular de los electrodomésticos. No solo obtendrás un rendimiento de limpieza mejor y más duradero, sino que, de este modo, ampliarás su vida útil. La limpieza de los filtros debe realizarse con regularidad, así como la limpieza de las juntas y el tambor. Para saberlo todo sobre el mantenimiento, como siempre, te invitamos a consultar el manual de usuario suministrado con el producto.

Trucos y consejos

Para terminar, aquí tienes algunos trucos y consejos que pueden resultarte útiles para perfeccionar tu rutina de lavado.

  • No sobrecargues la lavadora ni la secadora.
  • No uses más detergente y suavizante del recomendado.
  • Recuerda actuar rápidamente en caso de manchas.
  • Lee bien las etiquetas de las prendas.
  • Usa una canasta específica para guardar los calcetines desparejados.

Gracias a las nuevas lavadoras Hoover de la gama H-WASH 500, te será mucho más fácil adoptar una rutina de lavado de la ropa perfecta. De hecho, gracias a su sistema de dosificación automática, solo tienes que cargar la lavadora con detergente y suavizante: ella utilizará la cantidad necesaria con autonomía de hasta 21 ciclos. Además, gracias a la nueva aplicación hOn, puedes acceder a todo un mundo de contenido adicional exclusivo. Haz una foto de las etiquetas de tus prendas y guárdalas para recibir sugerencias sobre el mejor ciclo de lavado, así como notificaciones y guías de mantenimiento. Hoover. Vive a tu manera.

Ver también

Newsletter