Cambio de armario: lavar y guardar la ropa correctamente

null

Es hora de hacer el cambio

Con la llegada de las nuevas de estaciones, nuestra ropa por lo general también necesita algún cambio. Nos vamos acercando al verano, y esto significa que ya no hay necesidad de tener a mano prendas gruesas o de abrigo, liberando espacio en nuestros armarios, hasta la entrada del invierno. 

Guardar  la ropa de temporada no es meterlo todo en una caja y ponerla en un rincón remoto de la casa. Si quieres mantener tus prendas en buen estado durante más tiempo, tendrás que hacer más que eso.

Aquí tienes algunos consejos para almacenar tu ropa lo mejor posible y que vuelvas a encontrarla en perfecto estado el año que viene.

Asegúrate de que la ropa esté perfectamente limpia y desinfectada

Antes de guardar tu ropa durante el verano, debes lavarla bien y asegurarte de que no tenga manchas, ya que con el tiempo empeorarán y se volverán más oscuras. También es menos probable que la ropa limpia atraiga insectos que puedan causar daños.

En cuanto al lavado, sugerimos ejecutar un ciclo desinfectante para eliminar todo el polvo y las bacterias presentes y dejarla bien higienizada antes de guardarla.

Elige el almacenamiento adecuado

Al guardar tu ropa de invierno, una caja de cartón puede no ser la mejor opción, ya que puede romperse o transferir manchas blancas o amarillas a tus prendas, además de que puede no ser muy fácil de mover.

Usar cajas de plástico limpias con tapas seguras es definitivamente una mejor opción, especialmente si quieres evitar atraer insectos o polvo. Solo asegúrate de que tu ropa está perfectamente seca antes de ponerla en la caja para evitar que la humedad quede atrapada y cause moho. También puedes utilizar papel sin ácido para envolver la ropa dentro de la caja.

El lugar perfecto

El mejor lugar para guardar la ropa de temporada es en una zona de tu casa con temperatura controlada. Las temperaturas deben ser estables y preferiblemente frías o no demasiado cálidas para conseguir una buena conservación de las fibras. El lugar elegido también debe estar limpio, seco y oscuro para evitar la aparición de moho y la decoloración. Esto significa que el sótano o el ático pueden no ser el lugar adecuado para ello.

Si quieres garantías de encontrar tu ropa en el mismo estado en que la guardaste, te sugerimos revisarla de vez en cuando para asegurarte de que no haya ningún problema de almacenamiento.

¡Con Hoover H-WASH 500 y H-DRY 500 puedes preparar tu ropa para el almacenamiento de temporada! H-WASH 500 asegura un 20% de mejora en la acción de limpieza gracias a Power Care System, que crea la mezcla perfecta de agua y detergente, junto con un ciclo higiénico específico que aumenta la temperatura de lavado a 60°C para eliminar todos los alérgenos y bacterias de la ropa. H-DRY 500 seca y desinfecta la ropa perfectamente gracias a la función Active Dry, diseñada específicamente para refrescar las prendas eliminando malos olores, gérmenes, esporas y bacterias de forma natural, brindando la mejor higiene para ti y para tu familia. Si tienes dudas sobre cuál es el programa adecuado para cuidar tu ropa correctamente, puedes descargar la aplicación hOn y acceder a sus funciones exclusivas y consejos personales para obtener el mejor rendimiento.

Ver también

Newsletter