Configuración del dormitorio para un sueño perfecto

null

Una habitación limpia es una habitación cómoda

¿Alguna vez te has despertado después de una larga noche de sueño con cansancio y aturdimiento? Si es así, seguramente sabrás lo frustrante y desafiante que esta experiencia puede ser. 

La verdad es que no importa cuántas horas duermas, lo importante es la calidad del sueño. De hecho, el haber descansado es esencial para empezar bien el día y hacer frente a todas las tareas diarias. Despertar bien descansado no solo te dará más energía, sino que también mejorará tu estado de ánimo y el sistema inmune, y beneficiará tu bienestar general.

Suena bien, ¿no? Entonces, ¿cómo puedes conseguir un sueño de buena calidad para mejorar tu bienestar diario? La clave es una cómoda configuración del dormitorio. Aquí te lo explicamos 

Un soplo de aire fresco

Aunque los ojos estén cerrados, no significa que no tengas que cuidar de ellos: el aire interior juega un papel importante en lo bien que duermes. El oxígeno sirve como una fuente de combustible para el cuerpo, dándote la energía que necesitas para las funciones básicas. Mantener el aire limpio es, por lo tanto, la prioridad número uno si quieres despertar por la mañana y sentirte una persona nueva. ¿Cómo puedes hacerlo? En primer lugar, debes limpiar el dormitorio a menudo para eliminar todo el polvo y la suciedad. Algunas personas también sugieren abrir la ventana antes de ir a dormir, pero esto podría tener el efecto opuesto y dejar que entre la contaminación desde el exterior. En su lugar, considera la posibilidad de comprar un purificador de aire. Hoover H-PURIFIER hará que tu ambiente sea seguro y saludable:  equipado con el H-TRIFILTER, un filtro de triple capa de protección que garantiza la eliminación del 99,97 % de partículas de hasta 0,3 μm, detectará y eliminará todos los contaminantes tales como pelo de mascotas, polvo, polen alergénico, bacterias y gases, y te proporcionará el nivel de humedad perfecto.

Todo suave

¿Hay algo mejor que la suave sensación de las sábanas recién lavadas? Esto debe ser una buena razón para lavar la ropa de cama al menos una vez a la semana. Lo que es más importante, no cambiar las sábanas a menudo significa que se pueden acumular en tu cama grandes cantidades de suciedad y partículas, como ácaros del polvo, sudor, aceites corporales y células muertas. Piensa que pasas entre 6 y 8 horas dentro de la cama. Te provoca querer  cambiar la ropa, ¿verdad? Hoover H-WASH 500 cuenta con un ciclo de higiene específico que elimina los alérgenos y las bacterias al aumentar la temperatura de lavado de hasta 60 °C durante un tiempo prolongado y alarga la fase de aclarado al final. Esto te proporcionará ropa de cama completamente higienizada y cómoda.

Disfruta del espacio extra

Para dormir bien, debes ir a la cama con una mente clara. Esto también significa despejar el ambiente del sueño. Ver desorden o demasiadas cosas antes de al dormir puede provocar ansiedad y estrés acerca de todas las tareas que están sin hacer, lo cual compromete la calidad del sueño. Así que asegúrate de deshacerte de todos los artículos innecesarios almacenados en el dormitorio, poner ropa usada en el armario o lavadero y ordenar siempre la habitación antes de ir a dormir.

Asegura un cuidado extra

La limpieza nunca es suficiente, así que no tengas miedo de darle un poco de cuidado extra a tu habitación de vez en cuando. Aparte de la limpieza profunda de todas las alfombras, estantes y armarios, también debes cuidar el colchón. Quita toda la ropa de cama y pasa la aspiradora sobre el colchón para eliminar todo el polvo y las partículas de suciedad. Si quieres una limpieza más profunda, también puedes esparcir un poco de bicarbonato de sodio, deja que se fije y pasa la aspiradora de nuevo.

 

Ver también

Newsletter