¿Cómo desinfectar los peluches de tus hijos?

null

Jugar con seguridad

Los juguetes son las posesiones más queridas de los niños. Juegan con ellos, duermen con ellos y los sacuden de un lado a otro, lo que significa que podrían estar escondiendo suciedad, gérmenes, alérgenos y mugre. Si no recuerdas la última vez que lavaste en profundidad los juguetes de tus hijos, puede que haya llegado el momento de hacerlo.

¡No te preocupes, aquí encontrarás una pequeña guía que te ayudará a conseguir que sus valiosos peluches estén desinfectados y libres de gérmenes!

Leer las instrucciones para el lavado

Lavar el juguete a máquina es siempre la mejor opción, ya que garantiza la eliminación de gérmenes y bacterias más que un lavado a mano. Sin embargo, no todos los peluches pueden meterse en la lavadora, por ejemplo, si tienen bolitas de plástico o guata de algodón. Es conveniente no quitar la etiqueta con las indicaciones para el lavado del juguete o bien guardarla para poder consultarla cuando se necesite. Algunas lavadoras te permiten hacer una foto de la etiqueta y guardarla en la correspondiente App para tenerla siempre a mano cuando la necesites.

Prepararlo para el lavado

En primer lugar, te sugerimos que se aspire el peluche para eliminar el polvo y pretratarlo en caso de manchas difíciles. Luego, para protegerlo durante el lavado, colócalo dentro de una bolsa de red para la ropa. Si se dispone, utiliza el ajuste de desinfección de tu lavadora para asegurar de que se eliminan todos los gérmenes. De lo contrario, puedes elegir un ciclo de lavado delicado y añadir un producto desinfectante a tu detergente habitual.

El secado

En cuanto al secado, puedes elegir entre secar los juguetes al aire libre o en la secadora, dependiendo del tipo de juguete y de tus necesidades. Si el juguete de peluche de tu hijo es especialmente delicado, puedes enrollarlo en una toalla blanca limpia para eliminar la humedad y luego colgarlo con pinzas de la ropa para que se seque. Si quieres obtener un resultado más rápido, puedes utilizar la secadora y elegir un ajuste de calor bajo para evitar que las pieles sintéticas se dañen.

Cuando se necesita un tratamiento desinfectante completo, la lavadora H-WASH 500 puede ser una gran aliada. Al aumentar la temperatura de lavado hasta 60°C y prolongar la fase de aclarado, proporciona un ciclo de higiene perfecto que elimina los alérgenos y las bacterias de la ropa, garantizando el mejor cuidado para tu familia.

Ver también

Newsletter