Cómo reducir el tiempo de limpieza de tu casa a la mitad

null

Una casa siempre limpia

Al limpiar la casa, parece que el trabajo nunca llega a su fin. En cuanto terminas una tarea, aparece otra, hasta que terminas pasándote todo el día tratando de que todo esté perfectamente limpio. A todos nos encantaría dedicar una menor cantidad de nuestro tiempo libre a este tipo de actividad y pasarlo con nuestra familia o haciendo las cosas que nos gustan.

Por esta razón, hemos preparado algunos consejos útiles para mantener tu casa limpia sin necesidad de hacer un maratón de limpieza semanal.

Poco y a menudo

La «limpieza sobre la marcha» es una de las prácticas más útiles si deseas reducir el tiempo de limpieza. Por ejemplo: limpia la encimera y los restos de comida después de cocinar, o usa un paño para limpiar la pasta de dientes después de cepillártelos. Estas pequeñas tareas te tomarán solo unos minutos y reducirán el polvo y la acumulación de suciedad por toda la casa, lo que te permitirá ahorrar algo de tiempo cuando hagas limpieza general.

Hazte un horario

No es necesario hacer todas las tareas de limpieza en un solo día. Divídelas en pequeñas tareas y crea un plan con lo que se debe hacer diariamente, semanalmente o mensualmente. Si empiezas haciendo un poco todos los días, la limpieza pronto se convertirá en una rutina en lugar de ser una tarea, y será más fácil tenerlo todo bajo control. También puedes incluir a toda la familia en el plan para convertirlo en una actividad que se pueda realizar en conjunto y enseñar responsabilidad a tus hijos.

De arriba hacia abajo

El polvo se mueve fácilmente por la casa, así que cuando empieces a limpiar una habitación, asegúrate de no empezar desde abajo: si barres el suelo y luego limpias la mesa, todo el polvo y los restos de suciedad caerán al suelo y tendrás que limpiar dos veces. Empieza quitando el polvo desde la parte superior de la habitación, por ejemplo: de las lámparas, marcos de cuadros y persianas, y luego ve bajando.

Prueba con vapor

Usar vapor en las superficies te dará excelentes resultados. Las altas temperaturas hacen que la limpieza sea mucho más efectiva, por lo que no tendrás que frotar repetidamente el mismo lugar para limpiarlo. Además, el elevado calor del vapor también te ayudará a reducir las bacterias y el moho y eliminará todos los contaminantes atrapados en las superficies de tu hogar, proporcionándote un ambiente perfectamente seguro e higienizado.

Hoover H-FREE 300 HYDRO y H-FREE 500 HYDRO PLUS son la opción perfecta para agilizar tus tareas de limpieza. Gracias a la boquilla Hydro 2in1 y a su potencia de 80 AW aspira y friega a la vez, otorgando un rendimiento sobresaliente en la mitad de tiempo. 

Ver también

Newsletter