¿Puedo poner prendas de lana en la secadora?

null

Cuidado de la lana

La lana suele ser conocida por ser un material extremadamente delicado, que tiende a encogerse durante el ciclo de lavado o secado. Pero esto no significa que no puedas secar tu ropa de invierno en la secadora, lo que resulta especialmente útil durante la estación más fría.

Aquí encontrarás algunos consejos útiles para secar a máquina tus prendas de lana de forma segura.

Revisa la etiqueta

Hoy en día, muchos artículos de lana se fabrican con una tecnología de procesamiento especial que permite el secado en secadora sin riesgo de encogimiento. Puedes encontrar fácilmente este tipo de información en las etiquetas de tus prendas. Recuerda que al cuidar tu ropa, siempre es importante consultar las instrucciones del fabricante para obtener el mejor resultado.

Sé cuidadoso

A menudo se cree que la causa del encogimiento de la lana es el calor. Una temperatura alta por sí sola no dañará tus jerséis, pero en condiciones de calor húmedo, se abrirán pequeñas fibras que se entrelazarán al agitarse, por lo que las prendas se encogen cuando se agitan excesivamente cuando están húmedas y calientes. Los mejores ajustes entonces son los de baja temperatura y poco tiempo. Puedes usar un ciclo delicado o un ciclo de lana si tu electrodoméstico cuenta con uno.

No sobrecargues

Poner demasiada ropa en la secadora nunca es buena idea, pero es peor cuando se trata de prendas de lana. Una secadora llena no solo necesitará más tiempo (y probablemente también varios ciclos), sino que también hará que tus artículos se enreden, lo que puede ser muy malo para tus jerséis de invierno según lo dicho anteriormente.

También puedes utilizar bolas de secado: son bolitas de lana o plástico que puedes poner dentro de la secadora para ayudar a que el aire fluya a través de las prendas y reducir la electricidad estática y el tiempo de secado.

Vacía la secadora

Cuando termine el proceso de secado, asegúrate de sacar todas las prendas de inmediato. Una vez finalizado el ciclo, el tambor deja de girar y la ropa permanece quieta. Los artículos de abajo quedan aplastados por los que están encima y el calor residual puede provocar arrugas o daños. Así que deja de lado la pereza y guarda tu ropa correctamente.

La H-DRY 500 de Hoover cuenta con hasta 9 programas especiales para cuidar de tu ropa y lograr los mejores resultados. Además, con el control remoto podrás comprobar el estado de tu secadora estés donde estés y recibir una notificación cuando finalice el ciclo, para que nunca más te olvides de tu ropa. ¡Obtén más información!

Ver también

Newsletter