¿Cómo tener una rutina saludable después del verano?

null

En vacaciones los ritmos cambian y, con la vuelta a la rutina, no siempre es fácil tener una rutina saludable: aquí le mostramos cómo volver a una cocina saludable

Las vacaciones son el momento perfecto para desconectar; disfrutar de los amigos y la familia y no preocuparnos por nada más. Ahora bien, terminados los días de esparcimiento, retomar una rutina saludable se puede tornar complicado si dichos excesos nos han hecho ganar unas pocas libras.

A fin de tener una alimentación equilibrada que te ayude a lograr tus objetivos de salud y alimentación; profundizaremos sobre cómo cocinar de forma dietética, empleando los mejores métodos de cocción disponibles.

¿Son las comidas al horno saludables?

Las comidas al horno se encuentran entre las opciones más saludables y fáciles de ejecutar para todas aquellas personas que buscan opciones rápidas y convenientes. La mejor parte es que los hornos modernos ofrecen diversas opciones de cocción; aprovecha al máximo estas posibilidades y juega con los ingredientes para crear comidas variadas y deliciosas.

En el mercado encontrarás equipos como los hornos Hoover de la Collection 3 que combinan características innovadoras únicas como la App hOn un ecosistema móvil inteligente que permite, entre otras cosas, acceder a recetas saludables con guías paso a paso o controlar a distancia tus equipos de cocina.

Finalmente, limpiar el horno con frecuencia ayuda a mantener la salud de la familia y prolonga la vida del aparato. Emplea un producto de limpieza diseñado específicamente para la correcta higienización de este tipo de aparatos. Conserva el rendimiento de tu horno con el Desengrasante Care+Protect para hornos, parrillas y barbacoas.

¿Cómo cocinar de forma saludable?

Además de vigilar los alimentos y el porcentaje, un paso vital en el plan para tener una rutina saludable es prestar atención a la forma como cocinas dichos alimentos.

Cómo cocinar las verduras de forma saludable

Las verduras asadas al horno constituyen un alimento delicioso y fácil de elaborar que podrás disfrutar en cualquier época del año. Para los vegetales recomendamos el uso de bandejas amplias y planas que permitan incluir variedad; también deberás tener a mano papel para hornear y colocarlo sobre la bandeja. 

Cómo cocinar la carne de forma saludable

Tu horno es de las mejores alternativas para crear recetas saludables y sabrosas que contengan carnes. Uno de los aspectos más importante es encontrar los utensilios adecuados, incluyendo una bandeja profunda de calidad que te permita controlar la cocción.

El horno necesita alcanzar una temperatura alta para cocinar la carne gradualmente, esto implica que la posibilidad de quemar la pieza de carne es siempre posible. Para evitarlo presta mucha atención al proceso de cocción y al paso a paso de la receta.

¿Cómo debe estructurarse una dieta equilibrada?

El principio básico que permite estructurar una dieta equilibrada conlleva la presencia de las tres categorías principales de macronutrientes: hidratos de carbono, grasas y proteínas. Al incorporar estos alimentos es importante observar la calidad de los mismos a fin de conseguir una ingesta diaria adecuada de nutrientes, vitaminas y minerales.

Grupo 1: los Hidratos de carbono

Los carbohidratos deben constituir entre el 45% y el 60% de una dieta equilibrada. Prioriza la ingesta de carbohidratos complejos como la pasta de trigo, las frutas y las verduras. Todos estos alimentos ricos en vitamina C, A, D, E, al igual que otros nutrientes y minerales.

Grupo 2: Proteínas

Las fuentes de proteínas deben ocupar entre el 10% y el 30% del total calórico de tu ingesta diaria. En este grupo entran las proteínas animales como la carne y los derivados de los lácteos, pero también las proteínas vegetales como el tempeh, la quinua, la soja y los frijoles.

Grupo 3: las Grasas buenas

Las grasas deben rondar cerca del 10% de tu ingesta calórica total y juegan un papel fundamental protegiendo nuestros órganos, también en la producción de hormonas y en las funciones del sistema inmunitario. Da prioridad a las grasas no saturadas de fuentes como el aguacate, las aceitunas y las nueces.

Retomar ciertos hábitos y volver a tener una rutina saludable puede ser menos complicado si nos abocamos a cuidar de los detalles que producen el mayor impacto; estos son, en orden de importancia, la comida y el ejercicio. Utiliza todos los recursos disponibles a tu alrededor para cocinar de forma saludable para toda la familia. 

Ver también

Newsletter