Aire interior: ¿qué hay en él?

null

¿Estás respirando aire de buena calidad?

Respirar aire de buena calidad es una preocupación creciente entre las personas. Cuando estamos fuera, a menudo nos preocupamos por la contaminación causada, por ejemplo, por los coches o las fábricas. ¿Es mejor el aire del interior de nuestra casa? Probablemente no: el aire interior puede estar hasta 5 veces más contaminado que el exterior.

A continuación te mostramos una lista de los contaminantes más comunes de tu hogar.

Contaminantes biológicos

La calidad del aire dentro de tu casa puede verse afectada por muchos factores diferentes, como la temperatura, los niveles de humedad, la ventilación, los productos químicos y las partículas pequeñas.

Los contaminantes biológicos son los contaminantes más comunes. Algunos ejemplos de ello son el moho y las bacterias. Todos provienen de una fuente viva y se esparcen por toda la casa, especialmente donde hay condiciones como alta humedad, áreas húmedas o mojadas. Mantener los niveles de humedad entre el 30 y el 50% puede ser útil para reducir el riesgo de contaminación por estos contaminantes. 

Monóxido de carbono

El monóxido de carbono es un gas incoloro e inodoro que puede ser difícil de detectar sin un dispositivo adecuado. Las fuentes más comunes de este contaminante incluyen electrodomésticos como estufas de gas, secadoras de ropa o calentadores de agua, herramientas como las que funcionan con gas y el humo de cigarrillos o chimeneas. Los efectos sobre la salud varían según los niveles de CO del interior de la vivienda, y se vuelven peligrosos cuando se alcanzan picos altos. Recuerda hacer inspeccionar tu sistema de calefacción con regularidad para mantener los niveles de CO bajo control. 

Formaldehído

El formaldehído es un gas incoloro producido como resultado de la combustión que también se puede encontrar en el humo del tabaco o en las emisiones producidas por los sistemas de calefacción por combustión. También puede ser liberado por muebles hechos de aglomerado o madera prensada cuando se exponen a condiciones de calor. Para reducir la presencia de estos contaminantes en tu hogar, no olvides ventilar el ambiente y trata de comprar muebles hechos con materiales seguros. 

Compuestos orgánicos volátiles

Un compuesto orgánico volátil o COV es un gas liberado por algunos productos. Los niveles de COV pueden ser hasta 10 veces más altos en el interior que en el exterior. Algunos de los elementos que pueden producir COV en tu hogar son la pintura, los productos de limpieza, las alfombras, los suelos laminados, los ambientadores, los pesticidas, el pegamento, las soluciones de limpieza en seco, los rotuladores permanentes y los cosméticos. Una buena ventilación y la apertura de las ventanas puede ayudar a reducir la exposición a estos contaminantes. 

Si deseas que el entorno de tu hogar sea más saludable y seguro, puedes optar por un dispositivo purificador de aire, que no solo ayudará a mantener una buena calidad del aire, sino que también controlará los niveles de contaminantes. H-PURIFIER se puede conectar a la aplicación hOn para recopilar datos sobre la calidad del aire tanto interior como exterior, brindándote información en tiempo real sobre los niveles de contaminación y humedad para ayudarte a vivir y respirar mejor.

Ver también

Newsletter