No más días de Navidad desordenados

null

Un día de Navidad sin estrés

Para la mayoría de nosotros, el día de Navidad significa solo una cosa: abrir los regalos. Este es uno de los momentos más esperados y alegres, especialmente cuando los niños están presentes. El asombro en sus ojos, las grandes sonrisas en sus rostros y el ambiente alegre que se extiende en la casa es algo que vale la pena esperar.

Pero con toda esta emoción, es probable que cuando todos los regalos se hayan abierto la habitación se vea como un gran desorden. Embalajes, cintas, lazos y purpurina estarán esparcidos por todo el lugar durante mucho tiempo, incluso después de las fiestas navideñas.

¿Y si hubiera una manera de evitar todo esto? Este año, hemos preparado una lista de consejos que va a suponer un gran cambio y te ayudará a evitar el desorden y limitar el caos de la Navidad.

Establecer «la escena»

Al igual que todos los momentos especiales, la Navidad necesita un escenario. Seguro que no quieres que el desorden se propague por toda la casa, ¿verdad? A continuación, elige una habitación del hogar y asegúrate de que todo sucede en ese espacio. Esto te ahorrará mucho tiempo paseando por la casa buscando la última pieza de embalaje y limpiar será más fácil después. Además, define un momento para abrir todo, así no tendrás que limpiar más de una vez.

Prepara todo

Es mejor prevenir que curar. Después de decidir el lugar, asegúrate de equiparlo con todo lo que necesitas. Trae algunas cajas, papeleras o bolsas y ponla en el centro de la habitación, o donde sea que puedas tenerla a mano. Designa una para la basura, una para bolsas y el papel que puedan reutilizarse y otra para cintas y lazos. Después de abrir cada regalo, comprueba que los adornos terminan en el lugar correcto. De esta manera, una vez que se haya terminado con la apertura, solo tendrás que almacenar los contenedores para que la habitación esté ordenada de nuevo.

Todo en su sitio

Un sitio para todo, todo en su sitio. Dicen que esta es la clave de un hogar perfectamente ordenado. Una vez que la apertura de regalos se haya terminado, no dejes todos los regalos en la habitación. En su lugar, llévalos a la habitación o al lugar al que pertenezcan. Esto no significa que tengas que abrir todas las cajas, instalar dispositivos electrónicos y reorganizar la casa. Simplemente mueve todos los elementos a la zona correcta con el fin de despejar el espacio principal y disfrutar del resto del día de Navidad. 

Encuentra un aliado

No eres superhumano, así que no tengas miedo de pedir ayuda si la necesitas. Por ejemplo, puedes convertir esta operación en una especie de juego y hacer que los niños te ayuden. Si necesitas una precisión extra para los restos más pequeños, ten siempre un as en la manga: una aspiradora manual.

Hoover H-HANDY 700 será la compañera perfecta. Versátil, potente y ligera, eliminará todos los escombros y polvo de la manera más rápida y fácil. El motor Direct Impulse ofrece una excelente potencia de aspiración, y su conjunto de accesorios especiales te permitirá llegar a todas las esquinas y espacios estrechos.

Si no la tienes ya, asegúrate de encontrar una bajo el árbol de Navidad este año.

 

Ver también

Newsletter