Por qué deberías lavar la ropa nueva antes de usarla

null

Que una prenda sea nueva no significa que esté lista para ponértela

Acabas de ir de tiendas y te has comprado algunas prendas que te encantan. No puedes esperar para lucir tu nuevo conjunto, pero ¿has pensado en lavarlo antes?

Solemos pensar que comprar ropa nueva significa que está perfecta y lista para usar, pero no siempre es así. Este es el por qué.

Tinte extra

Hoy en día, la mayoría de las telas están hechas de fibras sintéticas como el poliéster y el acrílico, que obtienen su color de los tintes de azoanilina. A veces, las prendas nuevas pueden presentar algo de tinte extra, que puede transferirse a la piel provocando sequedad o picor y, en el peor de los casos, provocando reacciones graves como erupciones cutáneas. Por ello, siempre es buena idea lavar la ropa nueva antes de ponérsela.

No eres la primera persona que se la prueba

Al comprar una prenda nueva en una tienda, puedes caer en el error de pensar que solo unas pocas personas se la han probado antes que tú. La realidad es que el número de clientes que se la han puesto antes podría ser mucho mayor. Piensa en toda la ropa colocada en los estantes, donde los clientes pueden interactuar con ella, o en los artículos que se devuelven después de comprarlos. Por supuesto, esto puede variar dependiendo de muchos factores, como el tamaño de la tienda y la velocidad a la que se vende un artículo. Pero, ¿realmente quieres correr el riesgo de exponerte a todos esos gérmenes y bacterias?

Deshazte de los residuos químicos

La ropa suele tratarse con sustancias que potencian algunas de sus propiedades, como el color o la textura. Por ejemplo: la urea-formaldehído se usa generalmente para conservar la ropa que debe enviarse a largas distancias en contenedores calientes y húmedos, en los que se corre el riesgo de que se forme moho. Estos productos químicos no son especialmente peligrosos, pero pueden afectar a personas con la piel sensible causando erupciones en las áreas que están permanentemente en contacto con la tela, como las axilas, el cuello, las muñecas, la cintura o los muslos.

Después de leer esto, probablemente querrás lavar bien todas tus prendas con un desinfectante fuerte. Bueno, no te preocupes. La H-WASH 500 de Hoover cuenta con un ciclo de higiene específico diseñado para eliminar los alérgenos y las bacterias de tu ropa. Este programa aumenta la temperatura de lavado hasta los 60 °C durante un tiempo prolongado y amplía la fase de aclarado para garantizar la mejor higiene y cuidado de tus prendas. ¡Descubre toda la gama!

Ver también

Newsletter